“Cada mañana siento un supremo placer: ser Salvador Dalí”

Narcisista, excéntrico, megalómano, irracional, surrealista, provocador permanente en sí mismo y su obra… y uno de los mayores genios y artistas del mundo. Así fue y así se recuerda a Salvador Dalí.

El 11 de mayo de 1904 la Tierra temblaría de miedo al acoger en Figueras el nacimiento del pequeño Salvador. Su personalidad se vio muy marcada desde bien temprano por un hecho crítico: él no era él, sino una copia de su hermano fallecido. Antes de que este Salvador viniese al mundo, su madre había dado a luz a otro Salvador, que murió con sólo 9 meses. Cuando tenía 5 años sus padres lo llevaron a la tumba de su hermano mayor y le aseguraron que él era su reencarnación. Además de mostrar en su infancia el don que tenía para la pintura, su excentricismo ya comenzaba a asomar. A los 6 años quería ser cocinera -se refería a él en términos femeninos-; a los 7, Napoleón…

Salvador empezó a convertirse en Dalí con su ingreso en la Escuela de Bellas Artes de San Fernando en 1921, aunque sólo dos años después lo expulsarían por asegurar que no había ningún profesor a su altura que fuese capaz de examinarlo.

En la residencia de estudiantes haría grandes amistades con grandes hombres como García Lorca y Luis Buñuel. Siempre se consideró que con Lorca mantuvo una relación amorosa, pero el propio Dalí lo desmintió en más de una ocasión. Sobre el poeta dijo que suspiraba por él y que había intentado sodomizarlo, y que él lo había rechazado.

Dalí con Lorca (artasenlanoche.blogspot.com)

¿Cómo iba Dalí a encasillarse en la pintura? Junto con su amigo y director de cine Buñuel redactó el cortometraje Un Chien Andalou (Un Perro Andaluz).

La aparición de Gala marcó un antes y un después en la vida y obra de Dalí, fue su “revelación esperada”. De origen ruso y 11 años mayor que él, Gala estaba aún casada con el poeta Paul Éluard cuando se conocieron en París en 1929; sin embargo, eso no fue un impedimento para la inmigrante, quien a los pocos días de conocerse le dijo “ya no nos separaremos nunca”. Ella iba largos períodos a Cadaqués, donde se encontraba con un Dalí enamorado que reía nerviosamente cada vez que la veía. Las declaraciones posteriores del artista demostrarían este sincero amor: “ha construido todo el éxito de mi vida”, “firmando mis cuadros como Gala-Dalí no hago más que dar nombre a una verdad existencial, porque no existiría sin mi gemela Gala.

Su padre y él cortaron todo contacto con una discusión mítica. El enfrentamiento se debió al cuadro de Dalí Sagrado Corazón de Jesús, expuesto con la inscripción “En ocasiones, escupo en el retrato de mi madre para entretenerme”. Muchos aseguran que, durante la discusión, Dalí le enseñó a su padre un preservativo usado con su esperma y que le dijo: “Toma. ¡Ya no te debo nada!”. Su padre lo desheredó y lo echó de casa. También se dice que se enfrentaron porque su padre no aguantaba que Salvador viviese con una mujer divorciada.

Ante todos los campos que Dalí abarcaba -mobiliario, decoración, joyería, moda, publicidad, fotografía…- y los extraños inventos que creaba, los surrealistas empezaron a inquietarse. El motivo clave para su expulsión del grupo surrealista, además de su excesivo protagonismo, fue la política. El pintor siempre se había desvinculado de la política por considerarla mezquina e insistía en que el surrealismo podía existir en un contexto apolítico. Y así, Dalí pintó conceptos comunistas, anarquistas, hitlerianos, etc., lo cual fue mal acogido por sus colegas. Al negarse a denunciar públicamente el régimen fascista alemán el artista fue expulsado del grupo. Pero Dalí no se dejó doblegar y de este episodio derivó su famosa frase “Yo soy el surrealismo”, gran ejemplo de su megalomanía.

Entre todas las locuras ocurridas durante su período en Nueva York destacan dos. Dalí y Gala ofrecieron un baile de máscaras y acudieron disfrazados de Bruno Hauptmann y del bebé Lindbergh al que secuestró y mató. El otro episodio derivó de la colaboración del artista con Bonwit-Tellerle. Decoró un escaparate de estos conocidos almacenes, pero lo modificaron sin su consentimiento, así que rompió el vidrio del escaparate lanzando una bañera.

Muchos grandes del cine pidieron la colaboración de Dalí, entre ellos Alfred Hitchcock. El artista ayudó al director con los decorados de la escena onírica de Spellbound (Recuerda).

Escena onírica de la película "Recuerda" de Hitchcock diseñada por Dalí (elhurgador.blogspot.com)

Junto con Walt Disney comenzó el proyecto de elaborar una película de dibujos animados, Destino, aunque quedó inconclusa hasta 2003.

En 1982 Gala murió y Dalí perdió las ganas de vivir -el dormitorio del castillo de Púbol donde él se encontraba se incendió-. Salvador Dalí murió por una parada cardiorespiratoria a los 84 años el 23 de enero de 1989. Pero él nunca ha dejado este mundo, sus excentricidades perduran y su huella está en todas las artes existentes; y él lo sabía pues dijo: “Si muero, no moriré del todo”.

Recomiendo a aquellos a los que les interese saber cómo era Dalí que, teniendo un largo rato libre, busquen en Youtube vídeos de anuncios en los que colaboró, programas de entretenimiento en los que participó, etc.
Anuncios

3 comentarios en ““Cada mañana siento un supremo placer: ser Salvador Dalí”

  1. Simplemente genial. El post se me ha quedado corto y ahora tengo un vacío, la sensación de querer saber más. Estos personajes tan enigmáticos hacen que nuestra curiosidad se dispare, el morbo nos puede. Lo mejor, en mi humilde opinión, es que se desmarcó a tiempo de sus “colegas surrealistas”, sino hubiese terminado siendo uno más. Enhorabuena por el post! ;-)

    • mariantristan dijo:

      Satisfacer nuestra curiosidad es siempre esencial e incluso más dejarla abierta como en este caso con el gran Dalí.
      Muchas gracias por tu opinión y felicitaciones Juando! :D

  2. Tara dijo:

    Genial post. Sabía que Dalí era un excéntrico, pero no que su vida fuera tan singular. ¡Y no imagino a Disney y a Dalí colaborando para una película! Apetece indagar más, que es lo que un buen post debe conseguir :3

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s